ACTUALIDAD, POLITICA Y SOCIEDAD

Mitos y falacias sobre los impuestos y nuestro sistema fiscal

#32 Así da gusto. Idem. Vivo en Suecia.
#32 #33 a esto se le llama cultura democrática, o simplemente cultura :'(
#32 En España no se pagan muchos menos impuestos que en Suecia (#33) o Dinamarca. El IRPF que pago en Suecia por mi salario sería muchísimo más alto en España por el mismo sueldo, y el coste de vida no es tal como para justificar la diferencia.

No sé mucho de Dinamarca (pues no resido allí) pero en Suecia, no son ni mucho menos santos. La corrupción existe, y el coleguismo también (éste verano pasado se supo de un escándalo que ha podido afectar a la seguridad nacional y lo de las dimisiones... tarde y mal y dejando fuera a las altas esferas).

El ex-banco nacional (Nordea) recientemente aprobó un cambio de sede fiscal, curiosamente a Dinamarca, para no pagar un impuesto que el Estado sueco va a aprobar para que los bancos, en caso de que tengan problemas, paguen sus problemas. No han faltado los medios que lo han convertido hasta en una ventaja y todo.

Lo de pagar impuestos y saber que vas a recibir algo es muy común. Me constan muchos suecos, que adinerados ellos, exprimen el sistema al máximo (algunos viviendo en casas que valen 2-3M EUR y pasando las facturas de un café a la empresa de asistencia social a un familiar o quejándose de lo 'mucho' que cobran los asistentes sociales, pagados por todos por cierto). También tengo constancia de mucha gente que vive de alquiler 'de por vida' (algo similar a lograr el derecho a alquilar una vivienda hasta fin de vida o de contrato, a precio asequible dependiendo de la zona) y no duda en re-alquilar habitaciones a precios desorbitados aprovechándose de la escasez de alojamiento en Suecia (incluso alguno de esos recibiendo ayuda social para pagar el propio alquiler de la casa) o el piso entero mientras viven en otro sitio (dicho re-alquiler es ilegal salvo contadas excepciones que requieren justificación y son por un tiempo determinado).

No me meto con el tema del transporte público o la sanidad en Estocolmo porque me enerva, pero en resumidas cuentas... pagado con impuestos públicos pero ejecutado por empresas privadas en su práctica totalidad. Una muestra de la gran gestión política (y posiblemente corrupción) está en el nuevo hospital Karolinska que antes de que se terminase ya dijeron que no era suficiente (y lo vendieron como la solución a la falta de camas hospitalarias), amén de las quejas de la gente que trabaja en el mismo porque todavía no está terminado. Otra muestra está en los más de 200M EUR tirados literalmente a la basura con los experimentos para instalar un nuevo sistema de señalización en una línea de metro en Estocolmo que lleva lustros saturada (porque lo de expandir la red de metro en Estocolmo es la antítesis de Madrid, no hacer nada durante décadas hasta que es demasiado tarde) y que recientemente admitieron que no sirve para nada y que hay que volver a empezar.

Otro tema interesante está en la actual burbuja inmobiliaria. Suecia es uno de los países del mundo con mayor deuda privada por este tema ya que el banco central sueco optó por tirar los tipos de interés por los suelos en los años de crisis para evitar la tal crisis. Y ciertamente la evitó, es decir, las empresas no tuvieron ningún problema y los bancos tampoco porque no estaban expuestos de todos modos. Pero gracias a esta gran idea, la gente aprovechó para alimentar una burbuja inmobiliaria en un mercado con una regulación (por aquel entonces) muy restrictiva en cuanto a construcción llegando al día de hoy con unos precios por metro cuadrado que ni en Gran Vía los ven...
Y en aquellos años (y hasta hace unos meses) muy orgullosos con lo de "la vivienda en Suecia nunca bajará" (y ya van varios meses de bajada, que ya era hora por cierto). Aunque muy ilusos ellos también ante el problema de la subida de los tipos de interés que el banco central tendrá que hacer sí o sí en breve y la posibilidad de que la gente no pueda pagar los intereses y tenga que irse a otra casa más pequeña asumiendo pérdidas incluso. Muchos de ellos asumen que el Estado les protegerá, lo que demuestra que la gente es igual de egoísta y avariciosa además de incauta en todos los sitios, y ciertamente no aprende.

Y todos estos pequeños detalles... los suecos (y quizás otros escandinavos) tragan como campeones porque al final de lo que se trata no es de pagar impuestos o de cómo se usan. Si no de que mientras las cosas les vayan bien (dado su sueldo y calidad de vida) no mirarán mucho al Estado (aunque la gran mayoría siempre se refiere a papá Estado cuando el menda menciona una posible crisis bancaria) y mientras, los políticos locales hacen más bien poco o nada.

Vamos... que en los superficial, las apariencias venden y engañan pero la realidad es otra. Y esa realidad que uno ve no es más que algo heredado del pasado que los sucesivos gobiernos poco a poco van destruyendo porque no hay dinero (pues no lo gestionan bien amén de lo que se va bajo la mesa). Curiosamente en España ocurre al contrario, para lograr el voto del ciudadano hay que vender mejorar derechos y eso a la par que se intenta arañar el correspondiente porcentaje para el bolsillo propio.

menéame