ACTUALIDAD, POLITICA Y SOCIEDAD

Corrupción: no me hagas reír » El Blog de Enrique Dans

#3 Eso es exactamente una falacia Ad-Hominem; no importa lo que se dice, sino quién lo dice. En este caso tiene razón, aunque normalmente no coincida con él.

menéame