UN LUGAR DONDE SOMETERSE A PREGUNTAS

Explicación de la regla de gasto y el caso de Madrid

#3 Mi vergüenza es infinita, podría decir que le niño me despertó tres veces y a la cuarta me levanté y escribí esto peor que borracho, pero sigue sin ser una excusa. Menos mal que no fue en el trabajo.
#39 Toda la razón, si después de eso seguiste leyendo te doy las gracias.

menéame