Un lugar donde someterse a preguntas

Me han diagnosticado Asperger y Tourette con 40 y pico años y aprovecho para charlar de mis nuevos intereses TeRespondo

#121 #36 #41 #8 #9 Legalmente para poder encerrarte en un psiquiátrico contra tu voluntad, decide un juez.

Primero te preguntan si quieres ingresar voluntariamente porque si es a través de un juez, lo que el juez está dictaminando es que no estás en condiciones mentales de poder decidir si te ingresan o no,. Porque ahí fuera estás en un estado mental que sería un peligro para ti o para otros y aún así estás decidiendo irte. Igual que si estuvieras gritando que tu deidad te está pidiendo que te inmoles en el metro: va a ser que no van a dejarte marchar tan fácilmente.

Así que si te ves obligado a ingresar por orden judicial, en ese caso no hay alta voluntaria posible: se ha dictaminado que no estás en condiciones mentales de decidir. Podría ser que decidiera por ti tu tutor legal, si lo hubiera. Pero tú no.

Además, los médicos se curan en salud: un juez podría no verlo claro y dejarte marchar. Cuando el médico sabe que ese tratamiento te vendría bien y por eso te lo aconseja. Que te amenacen por la vía judicial no significa que vayan a poder encerrarte tan fácilmente.

Pero sobre todo no alarméis a #3 porque ese no es su caso ni de lejos. Salvo que nos esté ocultando información y tenga una colección de cuchillos jamoneros con sed de sangre infiel en la mochila, por ir al médico por un posible autismo no te van a ingresar. Básicamente sólo ingresan a personas en delirio paranoide (que están viviendo una realidad paralela y son impredecibles) y personas tan deprimidas que puedan atentar contra su propia vida.

Lo de ingresar a alguien para que le hagan una lobotomía y no pueda testificar contra la mafia, eso se queda en Hollywood.

Ver más en #204
#201 Hasta donde yo se por desordenes alimenticios también te pueden ingresar, por lo menos hace unos años
#367 Pues no tenía ese caso en conocimiento pero tiene sentido. La máxima es que sea un peligro para tí o para otros.

menéame