Un lugar donde someterse a preguntas

Fui monitora en un comedor escolar y respondo a vuestras preguntas

#8 Preferiria sin duda un colegio con cocina pero para mí no sería determinante, le daría más importancia a las instalaciones del centro, la línea educativa o al profesor que va a atender a mis hijos, aunque la verdad es que los colegios que conozco que tiene cocina en general también cuidan más estos aspectos. Creo que el que no tiene cocina es porque no puede permitírsela. Respecto a lo de no probar algo ni borracha, realmente no hubo nunca nada que no comiera, y si hubiera visto algo así jamás se lo habría servido a los niños ya que siempre había un primer plato, segundo con guarnición y postre por lo que no habría habido ningún problema de no poderles servir una de estas cosas porque podrían haber comido de lo demás. Si mis hijos comieran allí lo único que me plantearía decirles que no comieran si lo pusieran a menudo es la panga, que personalmente considero que es un pescado de una calidad demasiado baja y en casa no lo compro, pero cuando estuve allí trabajando no era muy habitual y las veces que vino me lo comí sin problema, ya que ese pescado pasa los controles de sanidad y siendo solo de vez en cuando.. No me importó.
Como gustarme, recuerdo que la pizza estaba bastante buena, aunque no era habitual que la trajeran, y la pasta con tomate en todas sus formas me gustaba mucho también, ya que la salsa que le ponían estaba muy muy buena. Probablemente tuviera exceso de azúcar pero no creo que más que un tomate frito de tetrabrick del supermercado. Los yogures también estaban buenos y algunos pescados que traían aliñados con ajo y perejil.
Respecto a comidas que no me gustaran, el estofado aunque tenía buen sabor a veces traía mucho caldo y poca carne o las patatas venían un poco duras. Como siempre sobraba, al servirles a los niños rebuscaba los trocitos de carne para que lo que sobrara fuera caldo y patatas pero creo que podrían ponerle más. Las tortillas francesas eran quizás lo más odioso, pero curiosamente a los niños les gustaban!

menéame