Un lugar donde someterse a preguntas

Hola, soy promotor de una escuela autodidacta, legal, en España, te respondo

#61 Hola, muchas gracias por participar y aportar tus inquietudes.

La base de las relaciones sociales nace en la asamblea, el grupo de referencia; los alumnos se mueven con mucha libertad y autonomía, pero tienen un grupo de referencia a partir del momento en que eso de jugar y hablar con otros niños tiene sentido real (daría para bastante esta frase) y me apetece (suele ser con 6-7 años). La asamblea es el espacio donde resolvemos conflictos, donde aprendemos a respetar el turno de palabra, a hablar sin insultar o faltar al respeto... Las preguntas que planteas son dudas bastante generales que nos hacen llegar muchas familias. Cuando un niño no está obligado a estar en un sitio y puede moverse, jugar a esto o lo otro, estar con aquél o con este, el nivel de conflictos que se pueden dar se reduce muchísimo, y situaciones de agresiones físicas prácticamente desaparecen (si te digo que hemos vivido menos de 10 situaciones de agresión física en todo el alumnado durante todo el curso, entendiendo como agresión física cualquier cosa que la "víctima" haya considerado agresión (el típico "me ha pegado") creo que no exagero). El abusón aparece cuando los adultos no están atentos, y es muy fácil no estar atento a sutilezas cuando tengo 25 niños gritándose y correteado dentro de aula, por ejemplo. En nuestro planteamiento los profesores no están haciendo nada que no sea estar (parece más simple de lo que es)con los alumnos. No corregimos trabajos, no estamos mirando el móvil, etc., cuando estamos en un espacio con alumnos estamos de verdad ahí, atentos, disponibles, simplemente estando, no haciéndose notar o pretendiendo ser el centro de atención como acostumbra a ser en el modelo convencional, en que el tutor es quien dirije la clase. No, nosotros estamos ahí y actuamos cuando detectamos que la situación lo requiere, ponemos el límite antes de que haya una agresión, cuando vemos que aquél niño ya va con intención de... cuando parece que la conversación sube de tono, cuando alguien nos pide orientación... Los protagonistas son ellos, y cada uno lo es de su propia actividad, así que no nos tenemos que preocupar como docentes de lo que están haciendo, sabiendo que en esa interacción espontanea lo que se está dando es seguro enriquecedor porque la motivación es auténtica, si no no estaría haciendo eso, porque nadie le obliga.

Para avanzar, como seres sociales que somos, claro, necesitamos otras personas con las que interactuar, la cuestión es que no necesariamente tiene que ser con un mismo adulto que todo lo sabe o sólo con niños de su misma edad. Es interesantísimo, desde nuestro punto de vista de profesores en este centro, ver las dinámicas que se generan entre niños de diferentes edades que tienen intereses en común, puedes pasar horas sin abrir la boca simplemente estando ahí mientras juegan, construyen, dibujan... :-)

Hemos conocido familias con niños que los han decidido escolarizar en casa (Homeschooling) y en más de una ocasión he percibido la necesidad de esas familias de poder apoyarse en otros niños, quedar con otras familias, tener momentos de encuentro... vamos, lo que vendría a ser una escuela.

No lo he tomado como un troleo xD Yo tengo cada vez más claro que es viviéndolas como realmente se aprenden.

¡Un saludo!

menéame