Un lugar donde someterse a preguntas

Colaboro como voluntario en el campo de refugiados de Malakasa (Atenas). Te respondo

#40 Pues ya te digo, en este caso, podéis dejar la desconfianza a un lado, y no le déis dinero a nadie. Ese dinero, os lo gastáis en un billete y os venís. Aquí hacen falta manos

menéame