PREGúNTAME: ENCUENTROS DIGITALES

Hola, soy María Teresa Pérez, candidata de Unidas Podemos al Congreso por Alicante. Pregúntame

#30 Gracias Fran por la pregunta. Hace unas semanas en un acto con Vicky Rosell (puedes ver el vídeo completo aquí), nos contaba la campaña de acoso que sufrió por diarios como El Mundo (cuyo director de entonces llegó a decirle “si quieres que se publique la verdad, cómprate un periódico”) por unos hechos que ahora se han demostrado que eran falsos y que venían de su rival político. Esta semana hemos visto también las campañas engañosas de un asesor del PP para fomentar la abstención de la izquierda... En Unidas Podemos y yo como periodista, creo que la utilización de la mentira solo ha conllevado la pérdida de credibilidad en nuestros medios de comunicación. Hay varios estudios que dicen que los españoles somos de los europeos que más interés muestran por las noticias (un 85%), pero al mismo tiempo dice que los medios españoles son los menos creíbles de Europa. Ocupamos el primer puesto europeo y el quinto puesto mundial en incapacidad de detectar una noticia falsa. Los medios de comunicación tienen un papel fundamental e incuestionable en la construcción de una cultura política democrática, son agentes de socialización básicos que orientan la opinión y conforman identidades. El trabajo del periodista es contrastar la información. Un ejemplo muy sencillo: Cuando alguien te dice que llueve y otra persona te dice que no, tu trabajo como periodista no es darle voz a ambos, es salir a la calle y comprobar por ti mismo si está lloviendo.

Creemos que nadie debería difundir mentiras que influyan en algo tan serio como los resultados de unas elecciones. Es imposible que la ciudadanía pueda elegir adecuadamente a sus representantes políticos si no cuentan con información veraz para hacerlo. Cualquier mentira pública es por tanto un ataque a la democracia. La vía judicial debería ser un garante de esta pata democrática. Actualmente cuando un medio publica una información falsa es obligado a corregirla, pero la experiencia demuestra que para ese momento el daño ya está hecho.
El problema de fondo en muchos de estos casos tiene que ver con los intereses políticos y económicos detrás de los medios, por eso proponemos prohibir que los bancos y los fondos sean propietarios de los medios de comunicación. Según la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), solo la banca ya tiene acciones por valor de más de 600 millones de euros en medios de comunicación y, en muchos casos, controla más del 50 % de su capital. La salud de la democracia española exige que quienes tienen un enorme poder financiero no puedan aprovecharlo para controlar también la comunicación y la formación de opinión pública en nuestro país.
#348 Has expuesto bien el problema actual y sus causas, pero no has dicho cómo se podría solucionar.

menéame