Pregúntame: encuentros digitales

Hola, soy Joaquín Hortal, investigador en ecología y biogeografía del CSIC. Pregúntame

#13 Estoy de acuerdo natrix. Si la gente supiera lo que se nos avecina estará acongojada, por no usar otra palabra. Yo creo que el mejor ejemplo es lo que estamos viviendo estos años, con inviernos cada vez más cortos, máximos históricos de temperatura, etc. Si esto no es suficiente, parece claro que una buena parte del desencadenamiento de la guerra de Siria proviene de una prolongada sequía. El suroeste de España se está desertizando de verdad; nos va a faltar el agua. Las alergias al polen típicas de primavera están empezando a aparecer en Enero. Creo que no hace falta seguir.

¿Hasta donde vamos a llegar? Para que nos entendamos, la tierra es como una inmensa olla llena de agua. Si aumentamos dos grados la temperatura, la cantidad de energía que acumulan los océanos se dispara. Esto hace que los huracanes tengan más energía cinética y lleguen más lejos (los del golfo de México ya han llegado al golfo de Cádiz varias veces, y a Canarias ya de manera rutinaria). Y que cambien las componentes de los vientos, se prolonguen las sequías, y sobre todo que aumente la variabilidad del clima. Usando el ejemplo de la olla, si aumentamos la temperatura vamos a aumentar el número de burbujas del agua cuando hierve. En el caso de la tierra, las burbujas son eventos extremos. No podemos predecir dónde van a pasar esos eventos ni cómo van a ser de grandes, como no podemos saber dónde va a salir exactamente cada burbuja. Pero sí que va a haber más. O sea, que estamos desestabilizando un sistema muy complejo y cuanto más aumente la temperatura, más inestable va a ser.

Es muy muy preocupante.

menéame