Pregúntame: encuentros digitales

Hola, soy Joaquín Hortal, investigador en ecología y biogeografía del CSIC. Pregúntame

#2 La mala gestión de los recursos hídricos es un problema muy importante, pero no es ni mucho menos el único de elevada magnitud que deberíamos afrontar con mucha urgencia en la Península Ibérica. Desgraciadamente, tenemos problemas muy importantes relacionados con la transformación del suelo (principalmente para urbanizar) que podemos atajar a escala nacional, y otros relacionados con el cambio climático y la desertificación del sureste que resulta difícil parar si no tenemos un gobierno que haga una apuesta fuerte por defender otro modelo de desarrollo a escala internacional. Siendo un país con gran cantidad de horas de sol, podemos escapar en gran medida de la esclavitud de los combustibles fósiles y hacer una transición energética de manera mucho más sencilla de lo que parece. Y cambiando los patrones de uso del suelo y reforestando determinadas áreas clave podemos aumentar la cantidad de agua de lluvia que recibimos, paliando un poco los problemas de sequías. Pero ya digo que hay problemas que tenemos que ayudar a solucionar con una posición fuerte a nivel internacional, y ojalá dando un ejemplo positivo que desgraciadamente no estamos dando.
#9 Hola maria 1988; es una pena que no pudiera responder a esta ayer. Mi opinión sobre lo que podemos hacer a nivel institucional está en varias respuestas (#94, #100, #103, #106, #116 y #131).

A nivel individual tenemos que intentar independizarnos todo lo que podamos del consumo innecesario, mejorar el aislamiento de nuestras casas para gastar menos energía, usar la bici o caminar en lugar del coche para trayectos cortos, y el transporte público para largos, comparar un coche eléctrico cuando se compre un coche, favorecer productos locales, reducir el consumo de carne, y apoyar campañas de reforestación y mejora del medio. Son todo cosas "muy fáciles" cuando se tiene poder adquisitivo, pero la gran mayoría del país está a dos velas, por lo que nuestra libertad de hacerlo está limitada. Por eso además de dar ejemplo es necesario tanto protestar como favorecer la llegada al poder institucional de gente esté realmente comprometida en transformar la sociedad. O sea, que podemos hacer mucho.

menéame