Publicado hace 3 meses por Fryant a historia.nationalgeographic.com.es

Daniel Lüdin se encontraba el 6 de septiembre de 2021 inspeccionando con su detector de metales una parte del bosque de Bubendorf, cerca del castillo de Wildenstein, en Suiza, cuando una potente señal le indicó que, sin duda, había descubierto algo importante. Tras cavar en el lugar indicado comprobó que, en efecto, bajo tierra se ocultaba un antiguo tesoro de monedas en el interior de un recipiente cerámico, un objeto que probablemente había sido escondido hacía siglos por alguien que jamás regresó a recuperarlo.

m

Si usáis un detector de estos recordad que debéis avisar a Patrimonio si aparece algo interesante y tomar fotos antes de excavar, durante la excavación y en cuanto aparezca algo, si podéis llevad algún objeto para referenciar el tamaño.

adot

Propongo un titular más acorde con la realidad: Un expoliador descubre un tesoro de monedas romanas de época del emperador Constantino y se carga el contexto en el que se encontraban dejándonos sin una valiosa información.



Aún gracias que avisó a Patrimonio, seguramente debido al escaso valor económico del hallazgo.

trasc0

#2 Poco valor habla en el articulo para la época. Supongo que hoy en dia 1300 monedas del 306-337 d.C. tendrán valor en el mercado de coleccionismo...

adot

#3 De esas monedas hay un montón, no tienen valor ni en el mercado negro. Como conjunto quizás si, pero por separado son chatarrilla.