Hace 4 meses | Por Joya
Publicado hace 4 meses por Joya

Comentarios

Joya
autor

[26] Figura mítica de la guerra española, Cipriano Mera (1896-1975), albañil, fue miembro de la Defensa Interna (DI). Más tarde, apoyó a la FIJL contra el sector «inmovilista» de la CNT y militó en los Grupos de Presencia Confederal (GPC), una agrupación de opositores al clan «Esgleas-Montseny», de la que el Frente Libertario era el órgano de expresión.

[27] Hombre de las sombras por excelencia, José Pascual (1915-1970), obrero metalúrgico, fue, a finales de los años 40 y 50, el encargado de coordinar los grupos de acción que operaban en suelo español. Posteriormente, fue uno de los principales defensores del DI, y más tarde de la FIJL.

[28] Acracio Ruiz, seudónimo de José Molina Ortega (1908-1994), que fue miembro del DI, se opuso a la toma de la CNT por el sector «inmovilista» y militó en la FIJL.

[29] Fernando Gómez Peláez (1915-1995), periodista y más tarde corrector de pruebas, fue director de Solidaridad Obrera (París) de 1946 a 1954, y luego, en 1956-1957, miembro del equipo de redacción de Atalaya, «tribuna confederal de libre discusión». De 1970 a 1977, estuvo al frente del mensual disidente Frente Libertario.

[30] Autor de La CNT en la revolución española, José Peirats (1908-1989), albañil, periodista e historiador, fue secretario de la CNT en el exilio (sector apolítico) en 1947-1948, y luego en 1950-1951. Tras la reunificación, que él mismo reclamó, impugnó la estrategia de lucha frontal puesta en marcha por el DI -que definió como la de la «cabeza en la pared»-, lo que no le impidió oponerse enérgicamente al sector «Esgleas-Montseny». Posteriormente, fue uno de los más fieles colaboradores del Frente Libertario.

[31] Roque Santamaría (1911-1980), peluquero, fue secretario de la CNT en el exilio (sector apolítico) de 1958 a 1961, fecha de la reunificación -de la que era ferviente partidario- y de 1961 a 1963, periodo caliente donde los haya. Fue destituido por el sector «inmovilista» y posteriormente desempeñó un papel importante en los Grupos de Presencia Confederal (GPC).

[32] Agustín Sánchez (1936-2006), cerrajero, participó en las actividades del DI y fue un activo militante de la FIJL. En septiembre de 1963, como resultado de las acciones de protesta contra la ejecución de Granado y Delgado, pasó ocho meses en prisión en Fresnes.

[33] Vernon Richards, Enseñanzas de la revolución española, traducido por Laín Diez, París, Belibaste, 1971, y Antonio Téllez, La guerrilla urbana en España: Sabaté, París, Belibaste, 1972.

[El 15 de enero de 1978, cuando la CNT organizaba una importante manifestación en Barcelona contra el llamado pacto social de paz de la Moncloa, explotó una bomba en el Teatro Scala, atentado que la policía atribuyó a los anarquistas y que, con toda probabilidad, fue teleguiado por Rodolfo Martín Villa, entonces ministro de la Gobernación, para criminalizar a la CNT. El hecho es que lo consiguió en parte, aunque por lo demás, la CNT se autodestruyó.

[35] Publicado en 1979 en el tercer número de la revista Nada, este texto está incluido en Fragments épars pour un anarchisme sans dogmes, 2009, París, Rue des Cascades.

[36] Tomás Ibáñez, Poder y Libertad, Barcelona, Hora S.A., 1982.

[37] Tomás Ibáñez, «Adieu la Révolution», en: La Révolution, Lyon, Atelier de création libertaire, 1986. Una versión ampliada de este texto -publicada en Archipiélago nº 4, 1990- figura, bajo el título «Adieu la révolution et vive le grand chambardement!», en Fragments épars pour un anarchisme sans dogmes, op. cit.

[38] Tomás Ibáñez, «¿La cultura libertaria? No gracias», en: Alain Pessin y Mimmo Pucciarelli (s.l.d.), La Culture libertaire, actes du colloque international, Grenoble, mars 1996, Lyon, Atelier de création libertaire, pp. 19-23.

[39] Tomás Ibáñez, Contra la dominación. Variaciones sobre la salvaje exigencia de libertad que brota del relativismo y de las consonancias entre Castoriadis, Foucault, Rorty y Serres, Barcelona, Gedisa, 2005. Con el título «Une sauvage exigence de liberté», esta obra fue reseñada por Patricia Amigot en el número de diciembre de 2006 de À contretemps, pp. 3-4.

Traducido por Jorge Joya

Original: acontretemps.org