Hace 3 meses | Por Turguéniev
Publicado hace 3 meses por Turguéniev

Comentarios

Turguéniev
autor

#3 ah, igual se entiende mal. Es el enlace al Wordpress. Ahí tengo más artículos, si solo llevo como 2 horas con la cuenta de menéame

Adson
editado

No creo que el llamado virtue signaling sea mutación de los atributos clásicos de la clase ociosa, que siguen bien vivos y en buen estado de salud. Lo que sigue levantando admiración siguen siendo las Kim Kardashian y los Dan Bilzerian (no soy armeniófobo, lo juro, es que me parecen arquetípicos). Lo de implicarse en «causas» es un atributo diferente y que tampoco es nuevo. Ahora son las «quimeras» como las llamas, antes eran las ballenas o el Amazonas.



Sobre el quimerismo de las «nuevas» causas, tampoco creo que sea algo exclusivo de dichas clases pudientes. La violencia obstétrica, por usar un ejemplo tuyo, está muy lejos de ser algo trasnochado, ajeno a las clases «de a pie» y forzado desde arriba. El problema no es que la violencia obstétrica sea algo «superfluo» a lo que el pueblo llano no pueda permitirse el lujo de destinar fatigas, recursos o tiempo. El problema es que el sistema esté montado para que el pueblo llano no pueda permitirse el lujo de destinar fatigas, recursos o tiempo a la violencia obstétrica. Porque el pueblo llano, la violencia obstétrica, la sufre en carnes propias. Al menos el 50% del pueblo llano. El otro 50 son hombres.

Turguéniev
autor

#8 A mí es que personajes como la Kim y Dan, pues bueno; no me molestan. En lo que he escrito me refiero a gente como Ana Botín, que lo ha tenido todo, pero usa el feminismo como arma para evadir posibles críticas. Es esta élite que quiere estar al plato y a las tajadas, en misa y repicando. Es decir, quieren ser acaudalados, pero, al mismo tiempo, tener lo "bueno" de las clases populares: la compasión. Recuerdo un programa en el que salía Bob Pop y Buenafuente hablando de los pobres (incluyéndose); es obsceno. No me molesta la riqueza, pero no me des la chapa ni pretendas venderme que eres un pobre diablo. 

Me vale también un Leonardo DiCaprio que te hace un documental sobre la Tierra y los problemas de la contaminación mientras el consume y contamina en un mes lo que yo en varias vidas. No puedes (o no debes) darle la turra a alguien diciéndole que tiene que cambiar sus hábitos mientras los tuyos permanecerán inalterables porque tienes el colchón del dinero. Y lo digo viniendo de gente muy humilde; mi madre limpiaba casas y mi padre es autónomo (sin empleados). El nivel de vida de muchos jóvenes se va al traste mientras estos tipos copan las televisiones y los medios con sus monsergas. 

Un saludo.

pys

No buscan nuestro bienestar, no son nuestros amigos, no luchan por algo noble; tan solo procuran hacer ostentación de su estatus para alimentar su ego y, de paso, recordarles a ustedes quién manda aquí.



Le ha faltado añadir a su conclusión que no es solo para alimentar su ego, sino para seguir trincando del presupuesto estatal. Son élites ociosas porque en muchos casos están subvencionadas, ya sea de manera directa o indirecta. Hoy es el feminismo o el animalismo, pero mañana será otra cosa, pero seguirán ahí, enganchados al dinero ajeno, porque es un estilo de vida. Esta gente hace 60 años hubiesen estado afiliadas a la falange.

Turguéniev
autor

#6 Exacto, a este tipo de élite me refiero.  

noexisto
editado

#0 Snob no debería ser una palabra anglo, todo lo contrario

Aunque hay diversas teorías sobre la procedencia del neologismos (ya no me es muy neo “troll:) yo me quedo con la obvia: snob = sine nobilitate



La votaría pero no la consideró merecededora de voto (es más debería votar errónea) Los artículos son cosecha de uno propio, no darle al copypaste que eso lo hace cualquiera

Turguéniev
autor

#1 Hola, yo no he copiado nada. Lo he escrito de mi puño y letra en mi Wordpress. Un saludo.

noexisto
editado

#2 ya me has descolocado

(Creo que deberías comentarlo donde pone “artículo completo” porque parece otra cosa)

Follardina
editado

#0 las homilias morales las hace todo el mundo. Solo las minorías que están por entero dedicadas a trabajar o a vivir se abstienen algo más de realizarlas, el resto: obreros o clase media, pueden estar pasando penurias, pero ni se matan trabajando ni se mueren de hambre, tienen una cierta formación y medios técnicos baratos para lanzar homilías o por lo menos dedicarse a reproducirlas en el canal de su familia. Sermonear es la acción política más asequible para esa mayoría de ciudadanos alfabetizados y tecnificados, ya sea con su voz o con la de otro, y como prácticamente todos esos ciudadanos estan atravesando penurias, todos tienen motivos para sermonear. Las elites ociosas carecen de esas motivaciones. Ellos viven, viajan, van a fiestas, follan, disfrutan de la vida, no tienen necesidad de estar continuamente en Tuiter persiguiendo ideas como el patriarcado o el marxismo cultural. Si que tienen creencias profundas (sobre todo para los demás) ¿pero no es mejor estar relajado viviendo grandes experiencias estéticas y espirituales en sitios exóticos donde te cuidan y follas como conejo que estar delante de una pantalla en alguna red social? ¿Cuántos ricos ociosos tenemos aquí dilapidando su potencial recreativo en leernos? yo diría que muy pocos si es que hay alguno.

Turguéniev
autor

#5 Hola, perdona por no contestarte. Llevo poco en Menéame y no me avisan de los comentarios. Como puse a otro comentario, con élite ociosa me refiero a las Anas Botín, los Buenafuentes, los Bob Pop o las Pardo de Vera. Élite que le dice al pueblo que han sufrido mucho muchísimo por diferentes motivos (cada uno usará el suyo: feminismo, ecologismo, etc). Eso me parece obsceno. Yo soy de derechas, pero vengo del marxismo en mi juventud, y el concepto de clase social lo tengo más o menos bien interiorizado. Los ejemplos que he mencionado son pura élite, y hacerse pasar por pobres, víctimas o desarrapados, me parece mearse en la cara de muchas personas que realmente lo están pasando mal: parados, gente con sueldos bajísimos, etc.

Un saludo.

Follardina
editado

#10 pero eso no es elite ociosa, todos esos trabajan, ya solo salir en la tele debe desgastar aunque sea un oficio que te guste. Tengo un primo ejecutivo de una TV autonómica. Gana una pasta y le gusta su trabajo, que en cierta forma también consiste en lavar cerebros, yo diría que es elite de la que trabaja, pero el pobre hombre pasa penurias, y siempre esta llorando porque sus gastos van a la par que sus ganancias, demasiadas veces las superan. Ya sabe usted: la pequeña mansión, la pequeña piscina, el pequeño cochazo, todo el estatus que ha de mantener a base de euros para "encajar" y no convertirse en un paria entre la gente de su burbuja. Como pasa penurias lanza homilias desde su cosmovisión del mundo burbujil. Nunca he creído que esa creencia en su cosmovisión y ese sufrimiento sean impostados. Como dijo Lerberghe "No rías nunca de las lágrimas de un niño. Todos los dolores son iguales".

Turguéniev
autor

#11 Claro, trabajo claro que efectúan. Lo que dices del gasto de tu familiar, pues es cierto que algunos se endeudan. Recuerda el Lazarillo de Tormes y el escudero; que vivía al límite, pero tenía que aparentar. De todas formas, no sé si tu primo se podría incluir en eso que he definido como clase ociosa. Es decir, seguro que vive bien, pero imagino que, pese a su trabajo, no creo que tenga la influencia que pueden tener otras figuras públicas. Un saludete.