Artículos

Cuestión de Prioridades

En los últimos meses he tenido demasiadas veces la misma situación con ciertos amigos.
En medio de conversaciones en grupo de pronto lanzan memes críticos contra lo que se denomina progre (protestas, feminismo, antirracismo, intervención económica, impuestos, ecología...). A menudo relacionados con alguna polémica sobre alguna película o serie de la que está hablando todo el mundo.
En teoría esos memes son bromas pero para mi son evidente propaganda política lanzada en medio de una reunión social. Yo por mi parte ni comparto memes políticos y si hablo de una película o serie es por que me ha gustado y la recomiendo o quiero hablar sobre ella, no por que haya visto unos memes sobre la opinión de alguien.
Al final acabamos teniendo los mismos debates sobre contradicciones, incoherencias, censuras, imposiciones, malgasto de dinero, discursos extremistas etc, debates en los que solo se habla sobre la postura del mundo político de izquierdas en esos temas. Esos amigos nunca jamás hablan sobre las iniciativas u opiniones de la ideología política que ellos defienden. Jamás.
Tampoco hablan sobre temas como la vivienda, la electricidad, el transporte público, memoria histórica, casos de corrupción, la sanidad o paraísos fiscales entre tantos otros.

Es decir, tenemos discusiones políticas en torno a la crítica de lo progre, como si no pasase absolutamente nada más en el mundo.
Todo por que por alguna razón esos amigos forman parte de varios grupos en redes sociales en los que reciben a diario montones de información sobre cosas que les pueden molestar y después deciden compartir con el mundo toda esa crítica a lo que no les gusta. Exigiendo autocrítica y análisis de la polémica de turno sobre las ideas de otros.
Y al mismo tiempo ninguna conversación sobre problemas importantes de verdad, las ideas que defienden ellos o sobre alternativas a todo eso que critican.

menéame