ARTíCULOS

No nos toméis por dados en manos de un tahúr o saldréis escaldados

#324 Usar el verbo alardear por decir que algunos de tu palo ofrecen discusiones interesantes, es un uso extremadamente flexible del lenguaje.

Deducir que te sientes dolido por decir que diariamente los malos de izquierda te tachan de Satán, no me parece tan extremo.

Si me he equivocado y eres una persona equilibrada y con sentido del humor, me disculpo.

menéame