ARTíCULOS

Sobre el suicidio, el sufrimiento y un capítulo de Black Mirror

#63 podría hacer una lista completa de por qué los simples son más felices, pero prefiero hacerte el regalo de recomendarte un libro indispensable: El "San Manuel Bueno, mártir" de Unamuno. Léelo y lo entenderás, y disfrutarás entendiendo.
#75 Yo pienso que los inteligentes son más felices ... y si no son más felices ... es que quizás no son tan inteligentes como creen.

Quizás tenga mayor coeficiente intelectual y sean buenos haciendo una o dos cosas, pero esa habilidad, que te permite disfrutar de las relaciones, que te permite satisfacer/desarrollar tu curiosidad por los miles de temas interesantes que te ofrece la sociedad o disfrutar de las cosas simples de la vida, un buen porcentaje de ellos carece absolutamente de ella. Llámalo inteligencia emocional si te apetece. Y de esos conozco o he conocido a cientos. Muchos poseen cultura, incluso riquezas, pero un buen porcentaje carecen de la capacidad para saber valorar lo que tienen, carecen de "sabiduría", llámalo el conocimiento más profundo que te acerca al verdadero placer de la existencia.

De hecho, así pensaba yo de joven, si este conocimiento que me están transmitiendo no me permite realizarme como persona, quizás deberé buscar por otro lado (estudiaba informática en la universidad). Tras esa reflexión, empecé a ver el mundo como un lugar infinito de posibilidades, donde ser ingeniero sólo era una de ellas.

Así que primero quizás deberíamos concretar de qué hablamos cuando mencionamos ese palabro abstracto "inteligencia".

De hecho, mi caso mismo podría ser un buen ejemplo, si me paso casi todo haciendo lo que me gusta, ¿cómo así no voy a ser feliz? Y si además las cosas que voy aprendiendo me abren otras posibles vías para desarrollarme de forma satisfactoria como ser humano... ni te cuento.

Y libros me he leído un porrón, no estoy seguro que el de Unamuno me aporte más que todos los otros que he leído, pero lo revisaré. Creo que Unamuno leí hace mucho, "Del sentimiento trágico de la vida" pero no recuerdo nada de él ahora mismo.
#76 Cuando haces lo que te apetece, estás sano, tienes tus necesidades básicas cubiertas y la gente que quieres está bien; ya, claro. Qué pasa si a tu hija le diagnostican un linfoma? Qué reacción tendrías ante la ruina económica inminente? Un creyente sin fisuras tiene mejores recursos que un ateo; si crees que la homeopatía puede ser útil en el linfoma incurable de tu hija vivirás ese proceso menos angustiado que si eres un racionalista. De esto va el San Manuel, de que los seres humanos, casi todos, necesitan ser algo simples para mantener la cordura.
#78 No sé qué reacción tendría ante una situación de extrema gravedad, pero sí ante situaciones difíciles, y si tienes un grupo de gente que te apoya, fortaleza de carácter y ganas de vivir ayuda mucho para superar cualquier compleja situación. Y en ese caso ser ateo o religioso daría lo mismo. Los religiosos se mueren y sufren igual que los ateos, no depende únicamente de las creencias sobrenaturales o la simplicidad lo que le hace a uno fuerte y feliz, hay más factores en juego.
Por cierto, puedes creer también en la homeopatía, incluso pensar que te va a curar un cáncer... y ya sabes lo que pasa después... Esas creencias irracionales pueden darte esperanza en un momento dado pero también te pueden literalmente matar, o convertirte en un pequeño individuo adoctrinado con una felicidad de dos pesetas que nadie medianamente inteligente y ambicioso desearía.
#79 Perdona si di a entender que creo en que la homeopatía ayuda, lo que quería decir es que creer en ella ayuda. Al final la enfermedad incurable no se cura, por supuesto; pero el proceso, a veces muy largo proceso, es más llevadero. ¿Crees que de morir ahogado da lo mismo en 20 segundos que en 20 minutos?
Y claro que hay gente que vive cuerda sin creer en dioses ni en pseudociencias, pero muchos otros simples son felices siéndolo, y te juro que conozco gente muy simple y muy feliz.
#80 No dudo que haya gente simple y feliz, al igual que vemos día sí día también gente rica y famosa que "lo tiene todo" y que acaba suicidándose o con más problemas que el ciudadano medio. Y es que vivir la vida es un arte, y hay gente tan torpe que sería infeliz aunque le otorgaras todos los deseos, y otra que teniendo muy poco es capaz de demostrar más felicidad que la mayor parte de los materialistas de las sociedades modernas, que ni eso han aprendido, que acumular trastos no es la principal fuente de felicidad.

menéame