ARTíCULOS

Nadie quiere gobernar

No entro a hacer pronósticos sobre si habrá (o no) un nueva recesión en el corto plazo, pero sí quiero poner de manifiesto que el Gobierno del Doctor en Economía, Pedro Sánchez Pérez-Castejón, está siguiendo un camino económico, a mi juicio, erróneo para hacer frente, en su caso, a la materialización de este riesgo.

Creo que, ante un cambio del ciclo económico, la situación económica actual de nuestro país es más débil que la existente en la antesala de la "gran recesión" (ampliación en POSICION DE LA ECONOMIA ANTE UNA POSIBLE RECESION).

La primera obligación del Gobierno (y de todo aquél que quiera llegar a gobernar) es exponer a la ciudadanía la situación y actuar con responsabilidad pensando, incluso, en las generaciones futuras cuyo porvenir, al no tener derecho a voto, queda al albur de las decisiones presentes.

Entre las medidas que deben adoptarse están las que tendrán que incidir, necesariamente, en materia de: a) pensiones (no cabe la indexación al IPC sin más), b) sueldos de empleados públicos (no debe llevarse adelante la subida prevista para 2020 y hay que reducir gastos) e c) impuestos (en especial, debe reformarse el Impuesto de Sociedades en materia de deducciones en la cuota).

menéame