ARTíCULOS

Al final/ la mugre queda, los jetas se van/ otros que vienen la heredarán/ la vida sigue igual

#5 Imagínate que los votantes se cansan y votan solo la mitad (algo imposible, pero bueno...). ¿Y qué? Oiríamos de los políticos lamentaciones entre lágrimas de cocodrilo ("algo hemos hecho mal") y ya está. Se conforman las cámaras y ya estamos donde antes...
#19 Claro. Hay más escenarios posibles. 25% de votos al partido A, 25% de votos al partido B, 25% de votos al partido C y 25% de votos al partido D. Ésa me encantaría verla, a ver qué harían. Claro, en el caso que pones, se volvería a estar donde entonces y así una vez y otra y otra y otra... Me parece un escenario curioso.
#23 En Italia gobernó muchos años el "pentapartido" (que en realidad eran seis, porque la mafia también participaba) y tan contentos. El sistema está bien pensado para que, pase lo que pase, arriba estén los que mandan.

Mientras no tengamos un sistema como el suizo, que hace que los políticos le "tengan miedo" (figuradamente) al pueblo, y por ello se piensen mucho pasarse de la raya, todo esto es como un culebrón: el espectador lo sigue con emoción, pero el guión es de otros.
#24 Claro, en otros países es posible ese gobierno multipartidos... pero, "Spain is different" en muchas cosas, incluida la política, y el sistema pues está diseñado para lo que se diseñó en su momento.

Claro, esto es un culebrón del que sólo somos testigos y a veces votantes... y en este mundo casi siempre el guión lo escriben otros. CASI siempre. Nadie quiere acometer cambios de calado en nada porque "su misión" es ser políticos, no hacer política para los ciudadanos.
#29 En "su momento" había tres partidos "institucionales": Alianza Popular (derecha), UCD (centro), PSOE (izda). Dejo fuera al PCE que era el partido a evitar en el gobierno, y la ultraderecha, que era anecdótica. Por lo tanto dudo sobre esa leyenda que dice que el sistema fue diseñado para el bipartidismo, y menos para que hubiera mayorías absolutas, teniendo en cuenta que fue diseñado claramente para dar también poder a los nacionalistas.

Las razones por las que en España el gobierno central nunca ha sido de coalición son muy simples: el "grande" quiere tener manos libres y el "pequeño" siempre ha querido influir sin cargar con las consecuencias. Un año antes de las elecciones se hace el paripé del "divorcio", los que mandan continúan, los "despechados" no tiene responsabilidad clara en nada, y todos contentos. Y como ha funcionado siempre bien nadie quiere cambiar más que los "nuevos", que no se han enterado del juego.
#33 UCD arrasó bastante al principio, hasta que se "desgastó" o la desgastaron... y quedaro opción A y opción P, como estaba aun demasiado cerca el fantasma de otros tiempo la gente optó por la opción P... ya tienes ahí bipartidismo y hasta casi nuestros días. Ahora tú, ahora yo, ahora la cago mucho y me echan, ahora yo me vendo como el salavador, etc. Y los nacionalistas en aquellos años, CREO recordar que no pintaban nada, figurantes más bien.

El juego viene de la época de... de aquellas épocas, cuando desde fuera se "pidió amablemente" que se montara lo del bipartidismo... y hasta hoy que parece que se complican las cosas. Claro que todo es puro teatro pero es que hay poderes semiocultos que dictan cómo va a seguir la obra.
#34 Ah, bien, yo creía que decías eso que se repite tanto de que el sistema se pensó para el bipartidismo y que no ocurriera lo de Italia. En realidad el sistema se pensó para que todo el mundo tuviera posibilidades de pillar parte del pastel. La catástrofe de UCD obviamente nadie la esperaba, y desde entonces cuando no ha habido mayorías absolutas han sido los nacionalistas los que han hecho el papel de bisagra que debería hacer ahora Ciudadanos (que la ambición de su líder impide y lleva el partido a bandazos). Yo creo que el sistema se pensó para un escenario "alemán" de tres partidos.

menéame