ARTíCULOS

Reflexiones sobre el camino recto inspiradas por los alaridos de un clan gitano

#100 > Creo que una mayoría aspiramos a ser buenos padres, amamos a nuestros hijos y los colocamos en el centro de nuestra vida

Desde luego, eso no lo dudo. Incluso afirmo que padres que considero que han sido malos para sus hijos lo hicieron con la mejor de las intenciones. Como dicen en inglés: "el infierno está empedrado de buenas intenciones".

Está claro que todos fallamos y hay que aceptarlo. Somos humanos, o seres vivos, para lo que valga. Hay que aspirar a ser buenos padres y reevaluar periódicamente los propios conceptos sobre lo "bueno" y poniendo efectivamente el interés del hijo en el punto de mira, sobre todo mientras no esté formado para actuar por su cuenta. Las herramientas que uno le pueda dar para ser alguien que pueda aguantar los embates de la vida son clave.

> Y sí, hay gente que no debería tener hijos. El problema de este juego es que probablemente yo para ellos tampoco debería tenerlos. Peligroso.

Sí. Toda afirmación de este estilo puede ser un arma de doble filo. Por eso lo que hay que "exigir" es evaluar si uno está "bien" y le puede dar una base adecuada al hijo, tanto emocional por su propio bien en el futuro como de educación para poder convivir decentemente con el resto.

menéame