ARTíCULOS

Reflexiones sobre el camino recto inspiradas por los alaridos de un clan gitano

Muy de acuerdo. Ser padre/madre es uno de los mayores sacrificios, repito, SACRIFICIOS, de la vida. Eso si quieres que crezca lo más sano y "resistente" posible a las putadas de la vida.

Pero muchas veces, pues no, no pasa nada de eso. Parejas que discuten un día sí, otro también, tienen un hijo porque, oye, "a ver si así nos unimos", cuando es al revés. Por muy maravilloso y sano que sea tu hijo, te va a dar más quebraderos de cabeza, cansancio y estrés que si no lo tuvieras, en especial los primeros años de vida.

Yo no entiendo el concepto o prejuicio social de que todo el mundo tenga que tener hijos porque sí (o casarse porque sí, etc. etc.), o eres poco menos que un bicho raro.

Por supuesto la gente que haga lo que quiera, pero si no vas a atender, cuidar y educar correctamente a tu hijo, como mínimo eres un inconsciente, y puedes llegar a HDP. Enhorabuena por contribuir a que este mundo se llene un poquito más de "mierda".
#50 > Yo no entiendo el concepto o prejuicio social de que todo el mundo tenga que tener hijos porque sí (o casarse porque sí, etc. etc.), o eres poco menos que un bicho raro.

Creo que el darse cuenta de que no hay una ruta prefijada que necesariamente se deba seguir o que convenga da miedo. Es un subconjunto del miedo a la "libertad", de hacerse responsable de las propias acciones incluso si no entran dentro de lo que uno ve como común o normal en la sociedad.

Eso y el sentimiento de que se pase el arroz, claro. Las comparaciones con el resto y pensar en el miedo a si uno se está perdiendo algo bueno (aunque como en todo lo que se hace sin estar bien pensado, por ilusión que se le ponga, puede terminar siendo peor para uno).

menéame