EDICIóN GENERAL

La City y Wall Street rehipotecan los fondos de sus clientes, sin su consentimiento, para atacar a los PIIGS (ENG)

Estas acciones son crimenes contra la humanidad:
En la wikipedia
La definición de crimen contra la humanidad o crimen de lesa humanidad recogida en el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional comprende las conductas tipificadas como asesinato, exterminio, deportación o desplazamiento forzoso, encarcelación, tortura, violación, prostitución forzada, esterilización forzada, persecución por motivos políticos, religiosos, ideológicos, raciales, étnicos u otros definidos expresamente, desaparición forzada, secuestro o cualquier acto inhumano que

cause graves sufrimientos o atente contra la salud mental o física de quien los sufre, siempre que dichas conductas se cometan como parte de un ataque generalizado o sistemático contra una población civil y con conocimiento de dicho ataque.

#4 es cuestión de tiempo. Serán nuestras vidas o los cuerpos de los responsables colgando de una cuerda previo juicio.
#4 #8 Y yo lo que pienso es lo siguiente:

En lugar (o además) de movilizarnos, ¿porqué no planteamos una gran demanda colectiva de tipo civil? ¿Un gran Nürenberg o macroproceso a lo Falcone? Bases hay más que de sobra y los cargos son importantes: conspiración para alterar el precio de las cosas, colusión, estafa... Las pruebas son innumerables, y la gente colaboraría para hacer reventar los dossieres con declaraciones de políticos y medios de comunicación hablando de que la vivienda nunca bajaría y cosas semejantes mientras se mantienen en conflictos de intereses...

Tras la demanda civil se seguiría inmediatamente la penal.

www.publico.es/espana/299487/la-universidad-de-nueva-york-niega-que-ga
¿Garzón con nosotros?

:-S
#57 Vale. Puede Ser Garzón o cualquier otro, preferiblemente que sepa diferenciar un swap de una stock-option.
#61 El mercado fue un invento romano. Te permitía elegir: esta lechuga tiene mejor vista o es más sabrosa que la otra, y por tanto hay más precios y más variedad de mercancías. Adam Smith creía en eso, pero era una metáfora muy primitiva, y además exigía visibilidad: en el mercado romano todo estaba a la vista y todo era comprendido por todos, de modo que la asignación de precios tendía a ser la correcta.

El problema es cuando cunde el engaño. En Holanda, cuando se liberalizó el mercado eléctrico, se ocuparon de repartir folletos comparativos bien completos y claritos entre toda la población. Aquí estamos mandando comerciales.

Ese es el problema :-)

menéame