EDICIóN GENERAL

Maneras de mear por el mundo

Esto de los baños será muy escatológico pero sospecho que amerita más de algún estudio sociológico. En mi personal selección, los baños antiguos, un hoyo en tierra con estribos para apoyarlos pies, que aún quedan por alguna parte en España y que he visto en abundancia en Italia en sitios se supone muy "elegantes". Para higiene y tecnología, los baños públicos que ví hace unos años en Santiago de Chile, si los mantienen limpios con la dedicación casi psicótica con que allí limpian las calles y lugares públicos como el metro, felicitaciones. Pero lo más flipante, ha sido un baño en Miami, donde cada vez que se intentaba abrir una puerta o un grifo, aparecía de la nada un empleado impecablemente vestido que lo hacía por tí. (No, aquello, aún tenías que hacerlo tu solito). Al salir, eso sí, un señor de unos 2 metros de altura y cara de pocos amigos, te ponía delante una cesta, repleta de billetes de 20 dólares para arriba, para que hicieses un aporte "voluntario", recuerdo que solté 5 dólares y salí más que rápido. La meada más cara de mi vida...

menéame