EDICIóN GENERAL

Respuesta -primera y última- de Ingenieros de Primera a Ricardo Galli

> Y te repito, en ese artículo que tú has puesto en portada me han llamada hasta cobarde, si te parece mal no lo habrías publicado, ¿no?

Si lo que quieres es que pida disculpas por las difamas que los diferentes usuarios hayan podido soltar, no se me caen los anillos por hacerlo.

Vuelo a repetir que encontraba algunos apuntes del artículo susceptibles de entrar en el debate, por eso lo situé en la página principal, aún reconociendo que contenía cosas que podrían entrar en la descalificación. Y dado que no tengo por costumbre modificar los comentarios y artículos de los usuarios de la página, tal cual fué.

De nuevo, si lo que quieres es una disculpa por las descalificaciones del artículo considerándome responsable por haberlo situado en la página principal, te repito que no se me caen los anillos por hacerlo, aunque esas partes haya reconocido que no las suscribo, y no creo que haya comportamiento en mi que indique lo contrario.

>No creo que haga falta regular, para eso está ya el título y la ley que define precisamente los límites

¿Y quien ejecuta la ley? Faltan conceptos, conceptos, relaciones entre los conceptos ...

Si la Ley General de Edificación está por un lado y el título de Arquitecto está por otro, no hay nada que los relacione salvo las menciones en la ley de uno y otro ... conceptos, conceptos, relaciones, relaciones ...

> No son tan así. Estáis reclamando nuevas leyes que modifican el status quo (si las leyes siguen como están no cambiará nada), además que las leyes no sirven para justificar los fallos. La ley es siempre criticable y mejorable.

Nadie lo discute. Las leyes son criticables y mejorables, y tienen como objetivo definir escenarios deseables, para eso se modifican. La regulación de la profesión es el escenario deseable desde mi postura.

Las leyes no sirven para justificar los fallos, sirven para corregirlos.

> No estoy de acuerdo y esa es vuestra (o tu) principal falencia. Las leyes se elabora (o deberían) a partir de discusiones y conceptos filosóficos, algunos de ellos tan importantres como el "derecho del individuo" versus "interés social".

Para eso ha habido un intenso debate en el que gente más puesta del tema ha discutido durante siglos. Y la traslación de todas esas filosofías se reducen a un documento que se llama Constitución, donde hay organismos que se encargan de determinar cuando prima uno sobre el otro (derecho a la intimidad vs. derecho a la información, entre otros muchos casos).

Cuando ese organismo, que se llama Tribunal Constitucional, ha manifestado su postura e interpretación de la Ley, no queda más que decir amén.

> No tenemos las leyes ni la declaración de derechos humanos por mandato divino, parte siempre de discusiones éticas filosóficas y lógicas.

El hecho es que las tenemos, y cuestionarse su fundamentación nos llevaría a otros terrenos que no son objeto de este debate.

> Los estuve mirando

Vuelve a leerlos, sobre todo en los artículos donde se hace mención a las profesiones reguladas y a las que estén recogidas en la directiva 2005/36/CE.

Y después coge a cualquiera de las Ingenierías reguladas, y a la Informática. Analiza lo que puede pasar con unas y otras, y los efectos de los borradores tal y como se exponen.

Si tienes alguna duda, siempre puedo remitirte a www.ingenierosdeprimera.com

Un saludo.

menéame