EDICIóN GENERAL

Hungría destruye las plantaciones de maíz de Monsanto (ENG)

Uno de los problemas de los transgenicos de Monsanto es su sistema de patentes, un agricultor no puede recoger las semillas de sus frutos para volver a plantarlos, tiene que volver a comprarselos a Monsanto, esto es como patentar la lluvia para su uso como agua de riego.

Los agricultores o estados que planten con semillas de Monsanto, acaban convirtiendose en esclavos de una empresa que controla gran parte de la alimentación mundial, ya que las semillas tienen además una gran capacidad para extenderse a otros campos sin que los granjeros sean conscientes de ello, como casi todas las plantas. Monsanto acumula un gran historial de denuncias presentadas contra estos granjeros por utilizar sus semillas, a veces de forma consciente y a veces sin saberlo.

También hay que tener en cuenta que las semillas de monsanto han sido modificadas genéticamente para resistir a un herbicida llamado Roundup, comercializado por ellos mismos o por una empresa de su mismo grupo, ahora no lo recuerdo, el cual, no solo elimina las malas hierbas y los insectos que destruyen los frutos o los propios árboles, sino que elimina a cualquier otra planta, el objetivo de esto es encerrarte en un círculo vicioso, si utilizas Roundup, el herbicida más usado del mundo gracias a que Monsanto se ha encargado de destruir al resto de la competencia no a través de la innovación, sino a base de comprar y desmantelar empresas, tienes que utilizar también sus semillas, las cuales son las únicas que resisten el efecto del herbicida.

Hoy Monsanto es el primer semillero de soja, maíz, algodón y productor de agroquímicos del mundo. Quien dice semilla, dice Monsanto, pero también dice alimentos. Es la empresa norteamericana que maneja el mercado mundial de la soja. Es la misma empresa que fabricó PCB, y ocultó durante 50 años que ese aceite era cancerígeno. Ahora es empresa que produce y que patentó las semillas de soja genéticamente modificadas, para resistir agroquímicos y tempestades.

El problema no son los transgénicos.

Os recomiendo el documental "El mundo según Monsanto", podeis descargarlo del siguiente enlace.

www.sofacine.com/documentales/el-mundo-segun-monsanto.html
igual que en España, vamos... (modo irónico)
esperemos que se haga lo mismo en España, por que como dices tú #38 el gran problema de los transgénicos, y en este caso de Monsanto, es el tema de las patentes. Sus semillas son terminator, solo valen una vez, mientras que las de toda la vida, producen el fruto y si las dejas producen semillas que puedes reutilizar para volver a plantar la cosecha que viene. Las de Monsanto son de usar y tirar.

Yo recomiendo además del documental #38 el libro del mismo nombre.
Hombre, yo estoy a favor de la investigación con transgénicos pero si en Hungría no los quieren pues me parece muy bien. Eso sí, que cada estado soberano decida en cuanto a lo que le concierne a él, y que decidan los estados, no Greenpeace y demás fauna (o flora, en algunos casos).

#38 y #39 El problema es que si las plantas no son estériles entonces se escapan :S. Es un problema grande que yo solucionaría dejando las patentes en manos de los estados.
#40 Yo el problema de las patentes lo solucionaría liberandolas, dejarlas en manos de los estados es casi peor que dejarlas en manos de una empresa, al final ésta tiene como objetivo ganar dinero y siempre le va a interesar vender... pero a un estado... Imagina un mundo en el que el 95% de las semillas están controladas por el gobierno de EEUU y les da por meterse en otra guerra, ¿crees que no iban a usar las semillas como arma?

menéame