EDICIóN GENERAL

Así son los 'indignados': sin trabajo, de izquierdas, con formación universitaria...

Si vamos a generalizar en características, añadir que tienen padres o familiares que les pueden sufragar los gastos mientras no hacen "nada".
Cosa que otros muchos nos toca trabajar en cualquier mierda ya que no hemos tenido tanta suerte.
#2 Estás muy confundido, amigo.
#3 #4 No estaré tan confundido cuando conozco un grupo de Indignados de Elche que viven en el mismo centro de Elche, tienen su campito o apartamento en Santa Pola, sus papis tienen fábricas o tiendas de las de toda la vida, han tenido más que subvencionados los estudios por su familia y van de chicos de izquierdas cabreados con el sistema. Ese mismo del que cuando se encierran dentro de sus casas aprovechan tan bien.

Está claro que no son todos, incluso estos que yo digo serán una minoría, pero el artículo generaliza de como son los indignados y yo estoy completamente seguro que no es así. Hay mucho niño de papá con pañuelo palestino.
#5 Si empezamos catalogando el movimiento como "gente de izquierdas cabreadas con el sistema" mal vamos. Esto es por y para toda la ciudadanía, tenga piso en Santa Pola o vivan debajo de un puente. Si se excluye o se cataloga negativamente a un colectivo, carece de sentido. Del mismo modo que si se da por supuesto que sólo pueden protestar los que van con un pañuelo palestino y son de familia humilde. En ese sentido, insinuar que este grupo de Elche son hipócritas por protestar, está fuera de lugar.

Se pueden sacar muchas impresiones preconcebidas negativas: "estos no tienen problemas, ¿de qué se quejan?"; "debe ser muy guay ahora lo de protestar"; o "esto es una moda, cuando se aburran, harán otra cosa...".
Pero eso no quita el hecho de que han participado y aportado algo al movimiento.
#5 Conoces "un grupo de gente que". Tú lo has dicho.
#2 Claro. Está claro que el 80% de estos que "no hacen nada", se vuelven por la tarde a la "casa de papá" en Las Rozas en su Volkswagen Scirocco.

Una pequeña aclaración: Para muchos, "no hacer nada" no ha sido una opción, sino una imposición.

menéame