EDICIóN GENERAL

El mito de la juventud imbécil

Claramente es un comentario de viejo.
En las tablillas sumerias, escritas en arcilla y con punzón y en escritura cuneiforme, ya hay discursos muy parecidos de padres a hijos. Y sólo tienen 65 siglos de antigüedad.
Nos creemos muy únicos, pero lo que hacemos es sólo repetir lo que ya se ha hecho; y comprar, desde la libertad, ese refresco cuyo anuncio hemos visto unas 10.000 veces. Al menos los antiguos griegos se creían inspirados por una divinidad.
(Bibliografía: La historia empieza en Sumer, de Samuel Noah Kramer; Nana, de Chuck Palahniuk).

menéame