EDICIóN GENERAL

La SGAE lleva a un bar a los tribunales por tener un televisor y no pagar la tarifa

#16 ¡No existe! ¡Ese es el truco! Primero creo la melodía pegadiza y resultona. El artista “florero” la interpreta. La promociono hasta que la oigan en el fin del mundo. Y cuando el mundo ya por fin le coge cariño a la cancioncita de marras… Zas hay estoy yo para cobrar hasta por pensar en ella.

Es el caramelo colgado de un hilo que nos pasean una y otra vez por la cara hasta que lo cogemos. Y entonces descubrimos que al otro lado de la caña hay una industria codiciosa, con la mano extendida, reclamando tu alma y la propina.

Pero la música existía antes de la SGAE y de la industria discográfica. Y existirá después

menéame