EDICIóN GENERAL

Javier Bardem: Dejémonos de estupideces, ¡es robar!

Dejando a parte que este tío me parece un auténtico imbécil, por mucha piratería que haya seguimos asisitiendo al cine en masa (un amigo que trabaja en un cine en Granada, me dijo que este martes fueron unas 1000 personas, hagamos cuentas) seguimos comprando cd's de los cantantes o grupos que realmente nos gustan (sobre todo cuando ha pasado un tiempo y el precio es asequible) y, por supuesto, vamos a los conciertos de nuestros ídolos. Si has pasado de poder comprarte tropecientos miles de millones de tomates a comprarte solo mil tomates, yo que tú no me quejaría demasiado, y menos teniendo en cuenta que ahora mismo hay muchas personas que no pueden pagarse ni una triste bolsa de tomates (hortícolamente hablando, como le gusta al Sr. Bardem). La piratería es otra forma de promoción y publicidad, y si se aprovechan poniendo enlaces, pues eso es que no son tontos. Lo siento, pero no me voy a sentir culpable por descargarme un CD o ver una película que me guste. Yo comparto mi trabajo con quien lo necesita, mis conocimientos y mis ideas como trabajadora y cobro mucho menos de lo que me gustaría, pero no me indigno porque no saquen una ley que diga que la gente pague por cada vez que se suba a una camilla porque yo he inventado la manera de subirte sin dañarte la espalda. Ea, ya me he quedado agusto. ¡Buenas noches!

menéame