EDICIóN GENERAL

Gasto Público

Así es grelos, y no sólo los famosos cargos de confianza que abundan como los champiñones después de una tormenta. Por ejemplo el año pasado, el primer año de crisis, alguién adivina qué paso con el empleo en el sector público, ¿bajó como en los demás sectores? Pués no, subió. Evidentemente nuestros queridos funcionarios y políticos pensaron, que ya está aquí la crisis, vamos a intentar colocar a los nuestros por donde se pueda hasta que pase el temporal... Pero claro el temporal ya es una auténtica tormenta y qué hacen ahora. Más despifarro por todas partes, da igual, el gobierno nacional que las comunidades autónomas: todos deben muchos favores y tienen que acallarlos es así: mientras haya tanto poder en nuestra actual forma de organización de la sociedad, siempre habrá la tentación de meter la mano. Es una lección que llevamos siglos aprendiendo pero por alguna rxtraña razón no se nos queda en la memoría para no repetirla.

menéame