EDICIóN GENERAL

Mercuriados: cuando el mercurio entra por la boca

El Ministerio de Sanidad lleva mucho mejor lo de protegernos contra nuestros propios deseos (alcohol, tabaco drogas ilegales, hamburguesas) que lo de protegernos de los daños que nos causan otros (envenenamientos, contaminación). Estaría bien que invirtieran las prioridades. Y la historia se repite: España fue el último país en prohibir un tóxico tan peligroso como el asbestos.

menéame