EDICIóN GENERAL

Bruselas expedienta a España por la extrema degradación de Daimiel

La solución para la agricultura de la zona es simple: se estudian qué cultivos pueden soportar según la orografía y clima de la zona y se alientan éstos y se quitan las subvenciones al resto. Como corolario, el que quiera cobrarlas, tendrá que demostrar que no utiliza pozos para regar sus campos. Punto pelota.

Pero claro, a los políticos les molan más los votos se esos agricultores de regadío que lo que pueda venir de un lejano Tribunal europedo... Y total, en el parque ese ni se pueden montar campos de golf ni da pasta pa recalificaciones, psché...

menéame