EDICIóN GENERAL

Un hotel austriaco no admite a huéspedes judíos

¡¡Con esa actitud en estos tiempos!! Parece que la dueña en cuestión se ve ya en el infierno por eso quiere agradar al hijo de satan, sip... hitler. :-)

menéame