EDICIóN GENERAL

El (verdadero) problema de la educación en España

Y a la no conciliación laboral y familiar, que tampoco ayuda nada.

Y conciliación familiar no se le puede llamar a que abran los centros escolares los festivos, pues entonces ahí no hay vivencia familiar, sino sólo un remedio para poder ir a trabajar.

Habría que cuadrar horarios laborales y escolares y obligra a centros escolares y empresas a acatarlos en la mayor medida posible.

menéame