EDICIóN GENERAL

Nápoles retira de un museo un crucifijo cubierto con un condón

#27 Gracias por el aporte del nombre, no lo recordaba. Ya he visto varias veces las fotos del susodicho perro y repito, ni una, ni varias fotos pueden ser la prueba total de una verdad o de un hecho. Acaso tu sabes, a ciencia cierta, lo que ocurrio antes o despues de ser tomada la foto, o en este caso antes o despues de abrir o cerrar la galeria? Evidentemente yo tampoco lo se, y quiza tu puedas tener razon, o quiza sea yo quien la tenga ;)

Por si te interesa leer algo acerca de ello: entrevista a Gillermo Vargas,

Un artista costarricense abre una polémica mundial

Fue en una exposición en Nicaragua

Esta historia comenzó hace algunos meses con una obra de arte conceptual que buscaba una reflexión sobre la indiferencia y la hipocresía de la sociedad actual y acabó con el artista amenazado y la galería en la que se expuso insultada a través de miles de correos electrónicos y cartas de todas partes del mundo. Pero los verdaderos protagonistas son los medios de comunicación.
¿Cuál es el motivo de la controversia difundida en el planeta merced a Internet y la red MySpace? La muerte cruel de un perrito callejero, pulguiento y famélico, utilizado en una instalación artística por el costarricense Guillermo Vargas, de 32 años, conocido como Habacuc, montada en la Galería Códice, de Managua.
Desde que la noticia se hizo global, una petición sin precedente invitó en Internet a oponerse, firmas de buena fe mediante, a la participación de Habacuc en la VI Bienal del Istmo Centroamericano, que se realizará en noviembre próximo, en Honduras.
La angustia del mundo creció con el transcurso de los días. Y en lugar de aclarar la confusión, los medios amplificaron el reclamo de censura contra el artista. La pregunta creció en todos los países: ¿el perro murió o no murió de inanición?
La obra consistía, según contó vía telefónica desde Costa Rica Habacuc a LA NACION, en la interrelación de cinco elementos: un texto hecho sobre una pared con alimento para perros, que decía "eres lo que lees"; el mencionado mestizo vagabundo al que llamó "Natividad"; el himno sandinista sonando al revés; un incensario donde se quemaron 175 piedras de crack y una onza de marihuana, y los medios de comunicación. Ante la andanada de insultos, amenazas y reclamos de las entidades protectoras de animales que le llovieron. Ante la consulta de LA NACION sobre la suerte del perro, el artista dijo: "Prefiero dejar abierta la duda". Pero cedió frente a la insistencia: "Si estuviera ante un juez, diría que el perro no murió".
Habacuc dice que participará en la Bienal de Honduras, porque "se ganó ese lugar". Y el Museo de Arte y Diseño Contemporáneo de Costa Rica emitió una declaración, en la que advierte sobre los peligros que implica censurar la obra de un artista.
¿Por qué eligió esa obra?, fue la siguiente pregunta. El disparador fue un hecho ocurrido en Costa Rica. Un inmigrante nicaragüense, indigente, fue atacado por dos perros Rotweiller al entrar en un taller. Todo ocurrió delante de una cámara de TV, sin que la policía ni los bomberos presentes intervinieran. El hombre se llamaba Natividad Canda y murió desangrado.
El artista también firmó la petición que circula en Internet, "porque todo artista firma su obra. Y esta obra continúa en los medios de comunicación. Ese es el quinto elemento. La obra se montó en agosto y todavía sigue vigente en los medios. Queda clara la hipocresía ...

artehabacuc.blogspot.com/

menéame