EDICIóN GENERAL

Los 10 mejores libros de ciencia ficción según el Times

Peadazo de meneo y pedazo de comentarios. Tengo que pensarme un poco mis tres votos pero de momento esto va a 'Favoritos', y ahí va mi comentarios sobre las que he leído de las diez de The Times.

- ‘La nave de un millón de años’, de Poul Anderson.

No es lo mejor de Anderson. No está nada mal, pero para mi gusto no llega a la altura de 'Las estrellas son de fuego' o 'Mirkheim'. Anderson era sobre todo un maestro de la 'space opera', no esperéis un poeta a lo Bradbury, pero en su campo estaba entre los mejores.

- ‘Las crónicas marcianas’, de Ray Bradbury.

Es un libro impresionantemente bueno. Junto con 'El País de Octubre' y 'La Feria de las Tinieblas' forman mis tres favoritas del autor. Debo decir que personalmente leer a Bradbury me deja una sensación de melancolía y desasosiego que no me acaba de resultar agradable, pero Bradbury es uno de los mejores estilistas de nuestra época, si no el mejor, dentro o fuera de la ciencia ficción.

- ‘¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?’, de Philip K. Dick

Dick no es plato de mi gusto y mi opinión no es objetiva, pero creo que esta además no es de las mejores del autor.

- ‘20.000 Leguas de viaje submarino’, de Julio Verne

¿Qué se puede decir que no se haya dicho ya? Imprescindible. Tiene sus defectos, como el apresurado final (típico de los folletines publicados por entregas, que a veces terminaban sin previo aviso) pero si Verne ha conservado su fama durante tanto tiempo no ha sido porque sí.

- ‘La guerra de los mundos’, de H. G. Wells

Todo el mundo cree conocerla, pero hay que leerla personalmente para apreciarla y descubrir como es de verdad; y conviene recordar que Wells probablemente la concibió inicialmente como una crítica del colonialismo y de la arrogancia victoriana.

- ‘Los humanoides’, de Jack Williamson

Esta no la he leído, pero tengo que decir que el autor de 'La Legión del Espacio' y 'Más Oscuro de lo que créeis' merece que uno se quite el sombrero. Si veo 'Los Humanoides' fijo que me la compro.

menéame