EDICIóN GENERAL

Los 25 más influyentes de Internet

Hay gente que valora más la arrogancia y la prepotencia que la humildad. No es una cuestión de aptitud sino de actitud.
Soy de los que considera que la inteligencia está sobrevalorada. Nuestra especie la más inteligente está acabando con el planeta antes de ser capaces de vivir en otra parte. Como especie estamos haciendo oposiciones al premio Darwin de la extinción y otras especies más tontas podrían sobrevivirnos. Este 2008 no hemos hecho nada por mejorar el panorama. Lo del LHC averiado ha sido de coña pero demuestra claramente cual es la clase de inteligencia a la que me refiero. Arrogancia, prepotencia, falsa apariencia, superficialidad, egoísmo, y ser el Titan de la pradera de una sociedad de consumo totalmente enloquecida y desorientada. Si eso es ser inteligente yo prefiero ser tonto, pero me temo que va a ser que no.

Hay gente como Linus Torwalds, Einstein, Tomas Alba Edisón, Stephen W.Hawking y muchos más grandes genios que en lugar de lucir su arrogancia han lucido su humildad. No solo eran inteligentes, eran sabios.

No tengo una palabra para colgar a modo de etiqueta al típico Gurú endiosado y pagado de si mismo, simplemente hay gente sabia y gente que solo lo quiere aparentarlo y que tienen cualidades que pueden inducir a pensar en una grandeza que no puede existir cuando falta lo más importante. La humildad.

menéame