EDICIóN GENERAL

Marketing en la Antigüedad: Alejandro Magno y el primer modelo publicitario (uso de la mitología)

#1

Arriano escribe sobre todo siguiendo el diario de Tolomeo, general de Alejandro, diadoco y faraón de Egipto; aunque pone muy bien a Alejandro, se pone mejor a sí mismo, como consejero , general victorioso, siempre al lado de Alejandro, y denigrando a Perdicas y otros generales de Alejandro. El único que quería, en todo caso, a Alejandro

Quinto Rufo, y en general las demás fuentes occidentales, nos han llegado a través de Roma, pero muy mediatizadas por la Academia ateniense, que odiaba a Alejandro, según ellos destructor de la democracia y Tirano bárbaro.

Los atenienses, que además durante muchos años estuvieron bajo el yugo de Macedonia, no pudieron ocultar las victorias de Alejandro su increíble viaje hasta la India, derrotando uno tras otro a sus enemigos, pero si le pusieron una fama de loco, borracho, dictador y asesino de generales que no se corresponde a la realidad.

Sí es cierto que Alejandro utilizo en muchas ocasiones su fama de conquistador invencible y generoso para llegar a acuerdos con las tribus que iba encontrando, por ejemplo en Afganistán, pero su fama se la ganó a pulso y no fueron precisamente los historiadores griegos los que le trataron bien en sus escritos

menéame