EDICIóN GENERAL

Liberadas ocho lituanas que recogían fruta en Valencia en régimen semi esclavo

#13 En la naranja también es frecuente llevarse 20 euros al día, con un contrato de media jornada cotizando días sueltos. Eh¡. pero los españoles son unos vagos que buscan la paguita y prefieren cobrar 900 euros del paro que 700 euros al mes (con suerte) trabajando como un burro todo el día.
#16 yo estoy harto de escuchar eso entre muchos ¨empresarios¨, gente que monto la empresa hace 20 o 30 años y que no re invierte un duro en ella, con maquinaria anticuada y que la única manera de que funcione el negocio es teniendo a gente sin contrato y pagando absolutas miserias, pero claro en esta zona no hay mucho trabajo y el que se queja esta marcado como problemático.
#24 bueno, no te quejes tanto. En los años 50, en un pueblo de Córdoba, según me contaba mi madre, en una ocasión a unos jornaleros se les ocurrió quejarse por las condiciones laborales. Pues, ocurrió que fue la guardia civil a buscarlos y al menos a uno de ellos, el "cabecilla", le dieron una paliza que no se si lo mataron o lo dejaron parapléjico de por vida.
Vamos progresando, demos gracias a Dios...
#29 mis padres me cuentan barrabasadas asi de cuando ellos estaban pequeños o de tiempos de mis abuelos, lo malo es que ultimamente vamos un paso para adelante dos para atras.
#24 bueno, no te quejes tanto. En los años 50, en un pueblo de Córdoba, según me contaba mi madre, en una ocasión a unos jornaleros se les ocurrió quejarse por las condiciones laborales. Pues, ocurrió que fue la guardia civil a buscarlos y al menos a uno de ellos, el "cabecilla", le dieron una paliza que no se si lo mataron o lo dejaron parapléjico de por vida.
Vamos progresando, demos gracias a Dios...
Se me olvidaba, esto, me lo contó mi padre y no tiene que ver con las condiciones salariales, pero si, como era la sociedad de los años 60. En una ocasión estaba con un compañero trabajando en una reforma de unos de los centros de la Iglesia, que pertenecen al San Jaime Apostol. Pues bien, en una ocasión que estaban colocando ladrillos, el compañero al partir el ladrillo con la "catalana", se dio en la muñeca, delante del Vicario de Moncada, que estaba de visita y dijo, "HOSTIA" quejándose, y fue el vicario y le dio 2 hostias a un tío que con la mano abierta lo hubiese dejado en el sitio. El compañero agachó la cabeza y mi padre, pues..., mejor que no le hubiese pegado a él, porque seguro que yo no hubiese nacido.

menéame