EDICIóN GENERAL

Liberadas ocho lituanas que recogían fruta en Valencia en régimen semi esclavo

#1 Hablan de un salario pero no dicen la cantidad.
No me quiero ni imaginar lo que les pagaban. A modo de ejemplo en el 2018 en el almacén de fruta trabajábamos de 6 de la mañana a 22-23 de la noche.
1 hora para comer, media para almorzar y 20 minutos de merienda a las 19 horas
Trabajando hasta las 11 de la noche cobrábamos 70,5 euros.
En la recogida de la naranja es peor. Puedes ganar en un día 50 euros o 30 (depende de cómo esté el campo) y tienes que pagar el desplazamiento y al cabo de la cuadrilla.
Y esto es una situación de NO esclavitud.
#4 campaña de ajos aquí en la campiña cordobesa, montalban para ser exactos. A los grupos de rumanos que venían les pagaban entre 15 y 20 euros al día, jornadas de entre 10 y 14 horas con un sol de muerte. El intermediario tambien rumano cobraba mas por ellos, pero lo que se quedaban era eso mas o menos.
#13 En la naranja también es frecuente llevarse 20 euros al día, con un contrato de media jornada cotizando días sueltos. Eh¡. pero los españoles son unos vagos que buscan la paguita y prefieren cobrar 900 euros del paro que 700 euros al mes (con suerte) trabajando como un burro todo el día.
#16 yo estoy harto de escuchar eso entre muchos ¨empresarios¨, gente que monto la empresa hace 20 o 30 años y que no re invierte un duro en ella, con maquinaria anticuada y que la única manera de que funcione el negocio es teniendo a gente sin contrato y pagando absolutas miserias, pero claro en esta zona no hay mucho trabajo y el que se queja esta marcado como problemático.
#24 bueno, no te quejes tanto. En los años 50, en un pueblo de Córdoba, según me contaba mi madre, en una ocasión a unos jornaleros se les ocurrió quejarse por las condiciones laborales. Pues, ocurrió que fue la guardia civil a buscarlos y al menos a uno de ellos, el "cabecilla", le dieron una paliza que no se si lo mataron o lo dejaron parapléjico de por vida.
Vamos progresando, demos gracias a Dios...
#29 mis padres me cuentan barrabasadas asi de cuando ellos estaban pequeños o de tiempos de mis abuelos, lo malo es que ultimamente vamos un paso para adelante dos para atras.
#24 bueno, no te quejes tanto. En los años 50, en un pueblo de Córdoba, según me contaba mi madre, en una ocasión a unos jornaleros se les ocurrió quejarse por las condiciones laborales. Pues, ocurrió que fue la guardia civil a buscarlos y al menos a uno de ellos, el "cabecilla", le dieron una paliza que no se si lo mataron o lo dejaron parapléjico de por vida.
Vamos progresando, demos gracias a Dios...
Se me olvidaba, esto, me lo contó mi padre y no tiene que ver con las condiciones salariales, pero si, como era la sociedad de los años 60. En una ocasión estaba con un compañero trabajando en una reforma de unos de los centros de la Iglesia, que pertenecen al San Jaime Apostol. Pues bien, en una ocasión que estaban colocando ladrillos, el compañero al partir el ladrillo con la "catalana", se dio en la muñeca, delante del Vicario de Moncada, que estaba de visita y dijo, "HOSTIA" quejándose, y fue el vicario y le dio 2 hostias a un tío que con la mano abierta lo hubiese dejado en el sitio. El compañero agachó la cabeza y mi padre, pues..., mejor que no le hubiese pegado a él, porque seguro que yo no hubiese nacido.
#13 Por aquí no quieren rumanos porque según se dice (no sé hasta qué punto es cierto) que pueden automutilarse para irse a Rumanía con una pensión. De todos modos las horas las cobran a la misma miseria que españoles.
#17 aquí antes había mas, pero unas cuantas inspecciones y multas redujeron el numero. Aun asi vienen muchos a la corta que no necesitan estar dados de alta y como van a destajo pueden ganar mas. Pero se sigue dando lo que dije antes en la aceituna y el ajo. Aqui hay algunos almacenes que no quieren mujeres del pueblo porque se empezaron a quejar por retrasos bastante gordos en el pago de nominas, horarios y condiciones, asi que se traen de los pueblos de alrededor que tragan mas fácil.
#23 Aquí cerca hay un núcleo agrícola en el que todo el mundo se conoce y no hay ni un solo extranjero trabajando. Se llaman unos a otros cuando necesitan mano de obra, tiran de la familia o de alguno que tienen siempre trabajando y se lo van rotando. Cuando necesitan cuadrillas se tiran de las cooperativas en las que trabajan familiares de los mismos propietarios de estas pequeñas explotaciones. No hay un solo extranjero trabajando e incluso es muy difícil ver gente que no sea de allí. Paro cero y tiran de gente de donde vivo en épocas de mucha faena.

menéame