EDICIóN GENERAL

¡Callad y dejad a la árbitra tranquila de una vez!

#3 Esto no es nuevo, aunque me alegro de que se esté empezando a criticar.

Cuando era un enano era normal juntar uno o varios equipos de futbol sala entre los chavales del barrio y apuntarnos a pequeños torneos de fin de semana. Los equipos que jugábamos ibamos a divertirnos, y no solía haber problemas entre nosotros (hasta los 14-15 años más o menos, a partir de esa edad ya se notaba el aumento de la competitividad y la agresividad, una pena), pero el público formado por padres y gente "que pasaba por allí" (viejos y adolescentes aburridos sobre todo) era lo peor.

Muchos dejamos de apuntarnos, algunos porque nuestros padres ya no nos dejaban, precisamente por las broncas y peleas que se formaban. No solían llegar a las manos, sólo gritos, insultos y amenazas, pero alguna vez si que hubo pelea e incluso entrar en el campo. Lo que nunca vi fue que llegaran a agredir a un árbitro que no era más que un chaval de 15 o 16 años, aunque no puedo asegurar que nunca pasara.

En los únicos torneos en los que nunca pasaba nada eran los que se jugaban en los colegios, en los que el único público que había eran los chavales y los profesores que estaban controlando.

menéame