EDICIóN GENERAL

Tebeos en los años sesenta: Zipi, Zape y Manuel Fraga en 13 Rue del Percebe

Conservo muchos comics anteriores a la censura a la que hace referencia el articulo, y la verdad, no tenían demasiada gracia. Los de Carpanta o Petra daban hasta lástima. Sólo retrataban una miseria y clasismo ya muy normalizados, y hasta hoy se vería inapropiado: malos tratos a niños y mujeres, apología de muchos delitos, explotación laboral, todo sustentado en un mundo que básicamente era una mierda.

Con la censura, paradójicamente (paradójicamente porque la censura es una mierda venga de donde venga), dieron un giro a un humor más blanco y más sano. La corrección política de entonces recuerda un poco a la de ahora. Pero claro, eran comics infantiles, no para adultos. Ahora esa correción política también se aplica a obras para adultos.
#6 A mí me llegaron un montón, "herencia" de un primo mayor. Arquetipos reconocibles y cotidianos. El el pueblo teníamos a doña Urraca, vieja gruñona de luto y mala leche, la familia Ulises, orondos y rubicundos que sacaba el coche sólo el domingo para ir a misa a 600 metros, Los Ziipi y Zape que siempre andaban rompiendo algo y recibiendo palizas de su padre... y así. Un mundo triste, gris y sin gracia, la verdad.
#10 Triste, gris y de postguerra. Casi tercermundista

menéame