EDICIóN GENERAL

La lección de Polònia a Ortega Smith sobre la violencia machista

#5 Cuando el principal opositor al feminismo sexista es Vox, lo más fácil es montar parodias como ésta para reírnos de esos pobrecitos machistas trasnochados. Y mientras tanto, ellos se afianzan, sorprendentemente, como fachas antisexistas.

Antes, en la izquierda, se decía que el fascismo se cura leyendo. Ahora apuestan por la discriminación sexista, indistinguible de otros tipos de discriminación en regímenes totalitarios, y en lugar de leer, criticar y construir, hacen chistes de vox.

Sí pasarán, por un lado o por el otro.

menéame