EDICIóN GENERAL

La Audiencia de Sevilla condena por abuso sexual al empresario que fingió un beso con Teresa Rodríguez

#82 Mejor en uno donde no te pongan los cuernos, tal y como le pasó a Micky Nadal.
Vamos, que según las leyes españolas y un montón de gente que aplaude estas medidas con las orejas, es un delito mucho mayor llamar payasa y zorra a tu mujer al enterarte que te ha puesto los cuernos, que engañarle sexualmente con otra persona.

La próxima vez que le de las gracias a su mujer por ponerle los cuernos, en su defecto que no diga nada ya que como se queje podría también haber acciones legales contra él.

A la larga este tipo de leyes nos van a traer más mal que bien.

menéame