EDICIóN GENERAL

La Audiencia de Sevilla condena por abuso sexual al empresario que fingió un beso con Teresa Rodríguez

#14 o igual el tipo se quería arriesgar a tocar los sucios labios de una fulana que a saber que se había comido antes.

En serio ese es el argumentario? por dios. Que hay mejores argumentos, como el de simplemente respetar el espacio personal de cada uno y ya. Sin calificativos.
#33 Es el argumentario, sí.
Porque es él el que realiza la acción, no ella.
#156 suerte con ello

menéame