EDICIóN GENERAL

Muchos musulmanes en Holanda llevan años alertando del peligro de las escuelas salafistas, pero el Gobierno no actuaba

#9 Debajo de casa de mi madre hay una y, palabrita, las noches de luna llena recuerdo como un olor a azufre espantoso. Además, de vez en cuando, encontraba pasquines de cómo fabricar bombas y otras maneras de matar infieles.

Calcaditos que son, oye. Sin fisuras lo tuyo.
#23 Su dios no ahoga pero aprieta.

menéame