EDICIóN GENERAL

Feministas contra el hijab: Europa está cayendo en la trampa islamista con el velo

Tanto lio, para decir algo tan simple que tan malo es obligar como prohibir. Pues ambas son distintas caras de una misma moneda, es decir, ambas reducen la libertad.

Que una persona tiene que poder elegir, y que si a esa persona otra persona le obliga entonces la segunda persona es un abusador.

Si nos ponemos a analizar lo que en otros tiempos significaban los simbolos religiosos media España estaría prohibida.

{0x1f331}

menéame