EDICIóN GENERAL

La nueva vida de Carmena: del Palacio de Cibeles a vender ‘manuelas’ en Malasaña

Se va con la conciencia tranquila, sin puertas giratorias y demás mamandurrias. No como otros lemetraserillos, con años en la política al servicio de sus capitalistas amos, se van por la puerta giratoria de turno.. Ojalá se lo gasten en medicinas.

menéame