EDICIóN GENERAL

Dos perros de raza peligrosa atacan y hieren de gravedad a una mujer de avanzada edad en Melide

#3: Opino lo mismo, tener un perro así para proteger una finca debería implicar muchas responsabilidades, empezando por el perímetro de la finca (una verja alta) y terminando por situar señales como cuando uno pone cámaras de vigilancia.

Yo plantearía medidas como verjas de 3 m de latura mínima sobre la superficie de apoyo más alta que haya en 2 metros de distancia (incluyendo objetos móviles). Es decir, si tienen un coche de 1.75 m de altura, que pongan 4.75 metros. Y además podría obligatorio el uso de doble puerta como las oficinas bancarias, tanto en la puerta de personas como en la del coche. Si hay un tejado a menos de 2 metros, ahí se puede valorar si el tejado es saltable por el perro (si tiene elementos que le permitan llegar a él), aunque tampoco creo que haga falta superar los 5 ó 6 metros de altura.

¿Que es mucho? Pues si, pero yo desde la calle tengo derecho a andar tranquilo.
#60 A veces uno se pregunta por qué la administración no pone en marcha medidas sensatas como las que acabas de proponer. No son ninguna locura, son lógicas. Y sin embargo todos los años hay unos cuantos ataques de perros de este estilo.
#64 La ley ya contempla medidas suficientes. ¿Son mejorables? Sin duda.
Por destacar las más importantes...
Tienes que tener licencia (certificado de capacitación), y la tienen que tener todos los que paseen al perro. No sirve con que la tenga una sola persona de la familia.
Tienes que tener un seguro.
El perro tiene que ir con bozal y correa de menos de 2 metros en vía pública.
No se puede pasear más de un perro a la vez.
En fincas privadas, los perros podrán estar sueltos siempre y cuando las parcelas estén provistas de los cerramientos adecuados para evitar que el perro pueda salir. De lo contrario, los animales deberán permanecer atados o en el interior de instalaciones habilitadas a tal efecto.

Las multas son bastante altas y no hay que olvidar la responsabilidad penal.

menéame