EDICIóN GENERAL

La tercera generación de aguirristas llega a la presidencia de la CAM

Es como las razas de perros; de tanto mezclarse entre ellos para mantener la raza pura, al final las siguientes generaciones te acaban saliendo más subnormales que las anteriores.

menéame