EDICIóN GENERAL

Por qué ya no hay sandías con pepitas en las fruterías y comemos cada vez menos melón

en los últimos cinco años se ha impuesto por completo. Esto, explica Jiménez, es una buena noticia para el sector, pues la sandía sin pepitas se vende mejor. Y ha conquistado al público más importante de la industria hortofrutícula: los niños

Habría que recordar que la sandía tiene el mismo índice glucémico que la cocacola. Aunque bueno, sandías sólo hay unos pocos meses al año así que su consumo se limita "automáticamente".

menéame